By septiembre 2, 2013 Read More →

El árbol de la vida II: Izúcar de Matamoros

“Oficio noble y bizarro, entre todos el primero, pues en la industria del barro, Dios fue el primer alfarero y el hombre el primer cacharro”

Izúcar de Matamoros tiene una gran tradición alfarera que se remonta a más de 250 años, cuando las piezas se elaboraban para consumo propio o de la comunidad, con motivo de las celebraciones religiosas. Muy conocidos son sus famosos sahumerios adornados con hojas, flores y ángeles que el gran artesano Ignacio Peralta sigue haciendo según la tradición de sus antepasados.

El árbol de la vida también tiene aquí un centro de producción importante con grandes artesanos que le han dado refinamiento y una identidad propia que lo distingue del que se crea en otras regiones del país.

Árbol de la vida de Izúcar de Matamoros

En el centro, Árbol de la Vida de Izúcar de Matamoros

Este árbol se ofrecía antiguamente como presente cuando se iba a celebrar una boda. Todos los elementos que lo decoraban se colocaban alrededor de una pieza central e invocaban un futuro próspero para la pareja simbolizando el sustento a través de flores, hojas y aves y la fertilidad incluyendo figuras de niños. Una flor central representaba a Tonatiuh, el dios Sol.

Los colores que se emplean en esta región son más sutiles que los empleados en Metepec y algunas familias están rescatando las tradiciones más antiguas utilizando de nuevo pigmentos encontrados en la naturaleza. Las piezas resultantes son realmente exquisitas.

También te interesará: El árbol de la vida de Metepec

Árbol del Mole de la familia Castillo Orta

Árbol del Mole de la familia Castillo Orta

Detalle del Árbol del Mole de la familia Castillo Orta

Detalle del Árbol del Mole de la familia Castillo Orta

Posted in: Arte Popular, Barro

Comments are closed.