By noviembre 27, 2012 Read More →

El huipil emplumado, la gallina y la novia

Uno de los trabajos textiles más exquisitos que se tejen en México es el huipil emplumado de San Lorenzo Zinacantán. Este pequeño pueblo tzotzil, cercano a San Cristóbal de la Casas, Chiapas, está en un precioso valle rodeado de cerros. La casas salpican huertas y pastos y en sus campos se cultivan flores y crecen verduras, hortalizas y árboles frutales.

El huipil emplumado se teje en telar de cintura y es de uso ceremonial, solo se utiliza en bodas. El emplumado era una técnica muy extendida en la época prehispánica, pero actualmente solo se sigue elaborando en esta región.

Las plumas son de gallina, pero esta elección no es casual, tiene un importante componente cultural. La gallina posee atributos que se desean en la futura esposa, es un animal doméstico que anda, pero no vuela y que siempre se mantiene cerca de la casa porque de ella depende para comer.

El tiempo que lleva tejer este tipo de huipil, que llega hasta los tobillos, es de unos seis meses de laborioso trabajo. Debajo de él la novia lleva una falda azul marino y un rebozo blanco que le cubre parte de su ropa y rostro.

Réplica de huipil ceremonial para niñas. Foto Karen Elwell

Foto principal http://www.mintmuseum.org

Foto huipil niña: Karen Elwell

Posted in: Arte Popular, Textiles

Comments are closed.