By marzo 20, 2013 Read More →

Pasado y presente del Arte Plumario

Virgenarte plumario

El arte plumario fue practicado en muchos lugares de Mesoamérica, pero en el México prehispánico alcanzó tal esplendor que se convirtió en uno de los oficios más respetados. Con plumas de pájaros, elaboraban los artesanos los trajes de los guerreros y sus penachos. Las aves y en especial el quetzal eran considerados seres sagrados y se les asociaba a los dioses del viento como Quetzalcoatl, de ahí su importancia en los rituales.

Con la llegada de la conquista, los artesanos adaptaron sus conocimientos a la nueva demanda y el arte plumario se dedicó a elaborar santos y otras imágenes religiosas que dieron lugar a un arte sincrético de enorme valor. Con las plumas se elaboraban además, ricos atuendos, mosaicos y tapices que servían para decorar iglesias y mansiones. Fue Hernán Cortés quien envió numerosas muestras de arte plumario a la corte española. La belleza de los mosaicos y tapices elaborados con plumas de guacamaya, avestruz, pavo real, quetzal o codorniz, crearon sensación y la moda se extendió hacia otras cortes europeas.

A pesar de esta larga época de esplendor, en el siglo XX no quedaban en México amantecas, así eran llamados estos artesanos, dedicados al arte plumario. Gabriel Olay y su hijo Guillermo, originarios de Michoacán, han rescatado la tradición y aunque siguen utilizando las plumas según su color natural, han tenido que sustituirlas por las de guajolote, pavo real y colibrí.

arte plumario

Gabriel Olay. Colección Fomento Cultural Banamex

Pintura azteca con plumas, de Diego de Alvarado Huanitzin (sobrino y yerno de Moctezuma II), ofrenda al papa Paulo III (1539).

Pintura azteca con plumas, de Diego de Alvarado Huanitzin (sobrino y yerno de Moctezuma II), ofrenda al papa Paulo III (1539). Fuente Wikipedia.

Posted in: Arte Popular, Varios

Comments are closed.